Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Skip to main content

Buscar

Nuestra lucha contra el Alzheimer

Nuestra lucha contra el Alzheimer

Septiembre es el mes mundial del Alzheimer, una tradición que comenzó en el 2012 para llamar la atención sobre esta devastadora enfermedad cerebral. Es fácil desanimarse al hablar sobre la enfermedad de Alzheimer. A nivel mundial, aproximadamente 44 millones de personas sufren de Alzheimer u otras demencias relacionadas, y se prevé que la cifra aumente a 131 millones para el 2050. Los medicamentos disponibles para tratar el Alzheimer abordan los síntomas, pero hasta ahora no existe cura alguna para la enfermedad, lo cual es doloroso para los millones de enfermos y para las personas cuyos seres queridos sufren de esta enfermedad.  

Aún así, los investigadores sobre el Alzheimer pertenecientes a Janssen se mantienen optimistas. Nuestros científicos y médicos, quienes trabajan en nuevas maneras de tratar e incluso, tal vez, prevenir la demencia, miden su trabajo en términos de progreso en lugar de mirarlo a través del duro cristal del éxito o fracaso. Esto se debe a que incluso cuando los experimentos no resultan como lo esperado, los conocimientos obtenidos pueden conducir a mayores avances en el ámbito. Por lo tanto, aunque no exista aún un tratamiento o cura para el Alzheimer, el progreso a través de la investigación nos brinda motivos de esperanza.

A continuación se presentan tres:

Superar el estado actual o status quo:  Los científicos, médicos y defensores que asistieron el verano pasado a la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer en Toronto, Canadá, coincidieron en que el empleo de métodos convencionales no está funcionando. Ellos promovieron cambios en la manera en que la investigación sobre el Alzheimer se lleva a cabo; en lugar de enfocar la investigación en personas que ya presentan los síntomas, coincidieron en que es necesario un alcance masivo para abarcar a las personas que no presentan signos de sufrir la enfermedad, pero cuyos cerebros pueden ya tener condiciones que resultarán en la demencia.  El acuerdo general entre la comunidad investigadora del Alzheimer conducirá a incrementar los estudios a largo plazo con personas sanas, pero con riesgo potencial de desarrollar la enfermedad. Esto es importante porque...

Desacelera la decadencia: Esto podría ser fundamental para añadir una década o más de vida saludable a los enfermos con Alzheimer. La explicación, a continuación: Cuando las personas muestran signos de demencia, a menudo significa que una acumulación de beta-amiloide y proteínas tau en el cerebro han estado destruyendo las neuronas entre 10 y 20 años. A ese punto, ya se ha perdido tiempo valioso. El Alzheimer es también una enfermedad costosa de diagnosticar apropiadamente debido a que requiere exámenes extensos del cerebro. Pero solo imagine que pudiera desarrollar una prueba de detección asequible para que los médicos rastreen incluso el deterioro cognitivo leve para usar en una verificación física anual. A través de la investigación y de los nuevos medicamentos, es posible que los médicos puedan tratar la demencia tempranamente y ralentizar el desarrollo de la enfermedad, lo cual podría brindar a las personas muchos años más de una vida productiva. A través de tratamientos agresivos y tempranos, quizás solo un porcentaje reducido de las millones de personas en riesgo de sufrir de Alzheimer desarrollarían la totalidad de los síntomas.  

Esa esperanza está modelando el apoyo de Janssen a un ensayo clínico de cuatro años de duración recientemente lanzado que controlará a 500 personas de entre 60 y 85 años con cognición normal en Londres y Edimburgo. La mitad de ellas ya tendrán acumulaciones tempranas de amiloides en sus cerebros; el resto no presentará niveles detectables de proteínas. La esperanza está en que el ensayo conducirá a una prueba simple que los médicos podrían usar en sus propios consultorios, por lo que no se elaborará un diagnóstico tan tardíamente. Mientras tanto...

Hacer progreso ahora:  Janssen ha tomado medidas más extremas con otras empresas, defensores y gobiernos para comenzar el proceso de rediseñar la manera en que se realiza la investigación científica temprana en el Alzheimer. Parte de este trabajo involucra nuevos modelos financieros para compartir costos en lo que se conoce como "espacio de investigación precompetitivo" o simplemente para ayudar a comprender los principios científicos generales sobre la enfermedad o compartir los datos tempranos para evitar transcurrir por un camino equivocado, tan pronto como sea posible. Janssen ayudó a fundar el Consorcio Europeo Dirigido a la Prevención de la Enfermedad de Alzheimer (EPAD) del programa europeo Iniciativas Sobre Medicamentos Innovadores, el cual está iniciando un enfoque novedoso y más flexible con respecto a los ensayos clínicos de nuevos medicamentos destinados a prevenir la enfermedad de Alzheimer. Con un diseño de ensayo "adaptable" o flexible, los proyectos de EPAD deben ayudar a generar resultados más rápidos y a un menor costo.

Janssen también está trabajando con la Iniciativa Global CEO en el proyecto GAP contra la enfermedad de Alzheimer (Plataforma global del Alzheimer) para establecer una plataforma preparada y permanente para ensayos, prevista para reducir los tiempos del ciclo de las pruebas clínicas a una razón de dos años o más y lograr una mayor eficiencia y uniformidad en las poblaciones de estudio. El proyecto incluye el desarrollo de centros de ensayos clínicos certificados y una demostración conceptual adaptable del mecanismo de ensayo. Esta plataforma permitirá la elaboración de una demostración conceptual eficiente y efectiva y ensayos clínicos de confirmación y finalmente, una administración de terapias efectivas más rápida a los pacientes o a aquellos en riesgo.   

Investigación clínica en curso En lo referente a nuestros esfuerzos, Janssen posee uno de los programas de investigación sobre el Alzheimer más fuertes en la industria, con proyectos enfocados en las causas subyacentes de la enfermedad, como también en las maneras para reducir y quizás evitar la progresión de la enfermedad. Nuestros proyectos incluyen medicamentos orales, anticuerpos o medicamentos inyectables y vacunas terapéuticas. Uno de los proyectos emocionantes de Janssen es un estudio clínico de dos fases o tres fases de un medicamento experimental denominado inhibidor BACE, que podría evitar el desarrollo y los depósitos de amiloides, un tipo de proteína, en el cerebro.

Por lo tanto, así como en este mes debemos homenajear y valorar a aquellos que sufren de Alzheimer y hacer todo lo posible para brindarles el cuidado integral que ellos necesitan ahora, también debemos continuar teniendo esperanzas sobre el futuro. Eso significa que debemos trabajar aún más arduamente hacia el objetivo de reducir la incidencia del Alzheimer y, finalmente, derrotar a esta enfermedad dolorosa a través de una mayor colaboración y participación y maneras más inteligentes de realizar investigaciones clínicas.

Dr. Luc Truyen

El Dr. Luc Truyen es Vicepresidente de Asuntos externos y Neurociencia en Janssen Research & Development, LLC.

 

Dr. Roy Twyman

El Dr. Roy Twyman es Vicepresidente y Director de Desarrollo para la enfermedad del Alzheimer en Janssen Research & Development, LLC.

 

Neuroscience

Neuroscience

Nerve fibers
Nerve fibers