Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Skip to main content
 

Buscar

La importancia de la diversidad en el lugar de trabajo

Por qué un grupo de trabajo diverso y armónico es más importante que nunca
 

A medida que la región de Asia Pacífico continúa acelerándose económicamente y evolucionando en términos demográficos, las organizaciones están incrementando el control mientras que sus manos de obra reflejan las audiencias diversas a las que prestan servicios. Para los interesados en la atención de la salud, debemos ser capaces de navegar la amplia gama de idiomas, religiones, costumbres, tradiciones, sistemas de creencias y valores, en especial a medida que más y más pacientes en nuestra región adquieren un rol activo en sus decisiones de salud.

Una mezcla sólida de perspectivas y pensamientos no tradicionales enciende un debate enriquecedor e inspira la creatividad, lo cual ayuda a transformar una idea nueva en una innovación significativa. Esta filosofía nos mantiene curiosos y abiertos a nuevas soluciones para responder a necesidades médicas no resueltas.

Cuando de diversidad laboral se trata, el debate se ha trasladado desde por qué debemos ser diversos a cómo podemos ser diversos en forma efectiva para alcanzar nuestro potencial máximo mientras marcamos la diferencia para los pacientes.

Ya no quedan dudas de que la diversidad laboral inspira innovación, o acerca de si mejora los resultados de las compañías o no. Múltiples investigaciones han confirmado que las compañías que pueden integrar diversidad e inclusión en sus operaciones superan el nivel de innovación y de rendimiento de otras.

De hecho, en enero de 2016, Johnson & Johnson encabezó la lista de compañías más innovadoras en la industria farmacéutica de Forbes, lo cual quedó definido por la cantidad de medicamentos que fueron aprobados durante los últimos diez años. Creo que nuestro compromiso global firme con una cultura diversa e inclusiva contribuye enormemente a este logro.

Encontrar el equilibrio correcto y armónico cuando se trata de diversidad

En las culturas asiáticas, alcanzar el equilibrio en los elementos de un grupo es una prioridad más importante que resaltar las características que hacen único al individuo. Esto se inspira, en parte, en la filosofía de Confucio que habla de perseguir la armonía en la diversidad.

Sobre esta base, la diversidad puede provocar incomodidad e incluso interferencias en una región que lucha por la armonía. Aceptar completamente la diversidad implica que posiblemente no tomemos decisiones con la misma rapidez y que quizás sea necesario presionarnos para adaptarnos hasta que logremos una nueva forma de trabajar. Desde mi punto de vista, armonizar la diversidad significa permitir que el disentimiento y la curiosidad saludables tomen el control en la búsqueda de nuevas perspectivas.

Es de vital importancia que aquellos que provenimos de entornos más homogéneos permitamos un momento de conflicto constructivo que pueda reiniciar la conversación, Las personas deben sentirse seguras a la hora de expresar una perspectiva diferente en un ambiente respetuoso que no las juzgue.

Ese silencio incómodo que tiene lugar cuando alguien sugiere una idea no convencional, en una forma no tradicional, es precisamente el momento en que debemos detenernos, escuchar y ahondar en esa oportunidad.

Es igualmente importante que no demos por sentado que los colegas que provienen de entornos diversos se están abriendo paso en redes de apoyo y recursos que les darán el poder de alcanzar roles globales. Debemos alentar en forma proactiva la posibilidad de que los talentos diversos tengan acceso a oportunidades que posiblemente no persigan intuitivamente, como programas de tutoría, aprendizajes en línea y experiencias de trabajo en otros países.

Permanecer abiertos a las contradicciones a nuestros paradigmas convencionales también nos convierte en socios más fuertes que otros interesados en la atención de la salud ya que mejoramos la comprensión de nuestra dinámica región desde perspectivas diferentes. Esto incluye la forma en la que los pacientes interpretan y lidian con el dolor y las enfermedades, la manera en que los gobiernos pueden trabajar en los estigmas y otros desafíos de la salud pública, y cómo los profesionales de la salud educan a los pacientes y a sus colegas acerca de los regímenes de tratamiento complejos.

Las estrategias tradicionales adquieren menos relevancia cuando priorizamos las necesidades del paciente. La conformidad ya no es el lugar donde permanecer.