Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Skip to main content
 

Buscar

Unión de fuerzas con la CEPI para el tratamiento de la amenaza epidémica

Unión de fuerzas con la CEPI para el tratamiento de la amenaza epidémica

 

Uno de los primeros voluntarios del estudio recibe la
vacuna de Janssen contra el ébola en Sierra Leona, África.

Hace dos años, en enero de 2017, las empresas farmacéuticas Janssen de Johnson & Johnson respaldaron con orgullo el lanzamiento de la Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés) en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Johan Van Hoof de Janssen explica el motivo y resalta el progreso que hemos logrado desde la preparación de epidemias.

Con frecuencia se dice que debemos esperar lo mejor y prepararnos para lo peor.

El mundo conoció la verdad de estas palabras de la manera más difícil en 2014-2016, cuando los brotes locales de los virus del ébola y el zika se convirtieron en amenazas globales que se siguieron rápidamente, sin vacunas ni tratamientos para detenerlos.

De hecho, aunque el ébola y el zika son conocidos desde hace varias décadas, estas fueron las principales epidemias importantes de los patógenos. Y, tal como demuestra el brote actual del ébola en la República Democrática del Congo, estas amenazas no se desvanecen.

Dado que el mundo está cada vez más conectado, las asociaciones globales son esenciales para tratar estos desafíos tan complejos.

Es por eso que Janssen se ha unido a socios líderes en trabajos conjuntos destinados a aprovechar la experiencia en vacunas para ayudar a prepararse para los peores casos, antes de que sucedan.

Hace dos años, en enero de 2017, lanzamos con orgullo la Coalición para la Innovación en la Preparación de Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés) en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza. Yo me convertí en miembro del Comité Asesor Científico de la CEPI.

La CEPI surgió de las lecciones aprendidas de las crisis del ébola y el zika, específicamente de la comprensión de la realidad que el mundo no tenía vacunas preparadas para combatir los brotes de estas y otras enfermedades olvidadas del mundo subdesarrollado con un potencial epidémico global. La organización tiene como objetivo abordar esta brecha mediante el trabajo con sectores privados, públicos y académicos para financiar el descubrimiento y el desarrollo de nuevas vacunas hasta el punto de poder almacenarse para estudios clínicos avanzados y, si fuera necesario, implementarse en respuesta a los brotes de emergencia.

Desde la formación de la CEPI, el mundo ha avanzado mucho en las áreas del ébola y el zika. Por ejemplo, Janssen se encuentra en una etapa avanzada de desarrollo de la vacuna contra el ébola. Por ello, la CEPI está centrada en una pregunta clave: ¿Qué virus podrían aparecer en el futuro?

La organización identificó al coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV), los virus de Lassa y Nipah como patógenos de prioridad inicial para el desarrollo de la vacuna. En la actualidad, no hay vacunas registradas para brindar protección contra estas enfermedades, que pueden ocasionar complicaciones graves y están asociadas a una mortalidad significativa.

En septiembre de 2018, Johnson & Johnson se asoció a un nuevo proyecto con la CEPI y The Jenner Institute en la Universidad de Oxford para ayudar a desarrollar una vacuna contra el MERS-CoV, y explorar nuevas vacunas para prevenir las infecciones por los virus de Lassa y Nipah.

 

Johan Van Hoof, de Janssen, y Richard Hatchett, director ejecutivo de la CEPI,
en la firma del trabajo conjunto de Janssen con la CEPI y The Jenner Institute en 2018

Aproximadamente dos meses más tarde, Janssen tomó otra medida para lograr un futuro libre de pandemia, y se asoció con el Gobierno del Reino Unido y socios de la academia y la industria para crear el primer Centro de Fabricación e Innovación de Vacunas (VMIC) dedicado en el Reino Unido.

Estos trabajos conjuntos forjan un compromiso sólido y duradero de Johnson & Johnson con el fin de prepararse para situaciones de pandemia. Por medio de las empresas farmacéuticas Janssen, tenemos una participación activa en el desarrollo de nuevas vacunas y tratamientos para combatir una gran variedad de enfermedades infecciosas que ya constituyen pandemias, como el VIH, o que tienen el potencial de convertirse en pandemia, como el ébola, zika e influenza.

Janssen está trabajando de manera conjunta en todas estas áreas para lograr avances. Porque comprendemos que ninguna empresa u organización puede hacerlo sola.

Solo mediante el trabajo en miras de una causa común, con organizaciones como la CEPI, podremos alcanzar verdaderamente el objetivo de la preparación para situaciones de pandemia.

21 de enero de 2019