fbpx Skip to main content
 

Buscar

Tecnología de vacunas

 
 
 
Tecnología de vacunas

«La prevención es un pilar fundamental para una atención de salud sostenible. Su importancia aumenta a medida que las enfermedades infecciosas se propagan con más facilidad debido a la evolución de la globalización, el crecimiento y el envejecimiento de la población, el cambio climático y la resistencia antimicrobiana creciente».

Johan Van Hoof, M.D.

JEFE DEL ÁREA DE TRATAMIENTO GLOBAL DE VACUNAS
DIRECTOR GENERAL, JANSSEN VACCINES & PREVENTION B.V.

Las tecnologías de vanguardia son el motor que nos impulsa en la investigación y el desarrollo de vacunas.

 

ENFERMEDADES INFECCIOSAS Y VACUNAS: Nuestra tecnología AdVac®

Nuestra plataforma de tecnología innovadora de vacunas, AdVac®, nos da la esperanza de acelerar el desarrollo de vacunas y está diseñada para ayudar a que la comunidad sanitaria mundial se prepare mejor para las enfermedades infecciosas que representan una amenaza para la vida y les haga frente.

Esta tecnología se utilizó para desarrollar nuestro régimen de vacunas contra el Ébola, que fue aprobado por la Comisión Europea en julio de 2020. La tecnología AdVac® también se utilizó para desarrollar vacunas experimentales contra el VIHel VSR y el Zika.

Nuestro programa de vacunas contra la COVID-19 utiliza la tecnología AdVac® de Janssen.

 

TECNOLOGÍA DE VECTOR VIRAL ADVAC®

Los adenovirus son un grupo de virus que causan resfríos comunes y, de este modo, se introducen en las células humanas.

Los vectores AdVac® de Janssen se basan en un tipo específico de adenovirus que ha sido genéticamente modificado para que no pueda replicarse en humanos ni provocar enfermedades.

La tecnología AdVac® utiliza un adenovirus como vector (es decir, como un portador) del código genético de un antígeno para simular el patógeno (es decir, una bacteria, un virus u otro organismo que provoque enfermedades) o una parte de este.
Una vez que el cuerpo detecta el antígeno, inducirá una respuesta inmunitaria contra este último mediante la producción de células inmunitarias y anticuerpos.
Si en el futuro el cuerpo detecta el patógeno real, producirá células inmunitarias y anticuerpos específicos del patógeno para prevenir la enfermedad.