Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Skip to main content
 

Buscar

La promesa de las vacunas bacterianas en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos

La promesa de las vacunas bacterianas en la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos  

En los últimos años, Janssen se ha hecho famoso por sus esfuerzos continuos por desarrollar vacunas en investigación contra virus como el VIH y el ébola. Pero quizás usted no sepa que también trabajamos para combatir las infecciones bacterianas

Desde muy joven he estado fascinado con la vida, así como con sus enemigos naturales. Las bacterias son una de las formas de vida más comunes en la Tierra. Cada uno de nosotros tiene aproximadamente de 30 a 50 billones de células bacterianas en nuestros cuerpos. De hecho, el microbioma humano es esencial para que funcionemos sanamente todos los días.

Sin embargo, si bien muchas bacterias son útiles o perfectamente inofensivas, algunas son problemas importantes de salud pública, como la E. coli. Tradicionalmente los antibióticos han sido nuestra primera línea de defensa en el tratamiento de bacterias dañinas. Sin embargo, hay inquietudes con respecto al uso excesivo de antibióticos, lo que podría volverlos ineficaces: se trata de una tendencia alarmante conocida como resistencia a los antimicrobianos (RAM). La RAM exacerba una necesidad médica ya existente con respecto a enfermedades infecciosas bacterianas graves en la población que envejece.

Para conmemorar laSemana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos, a continuación encontrará cinco datos clave sobre la RAM y cómo las vacunas pueden desempeñar un papel vital para ayudarnos a prevenir esta amenaza.

  1. La RAM provoca que infecciones comunes pero potencialmente mortales sean difíciles o incluso imposibles de tratar. Los medicamentos antimicrobianos, como los antibióticos, han sido durante mucho tiempo un pilar fundamental de la medicina moderna.  Sin embargo, muchos agentes patógenos están desarrollando resistencia a estos medicamentos a una velocidad rápida, lo cual reduce la efectividad de los tratamientos en los que confían los pacientes y los médicos en todo el mundo. En este momento, infecciones causadas por BLEE/ERC (conE.coli como la principal bacteria causante), SARM (un tipo de infección estafilocócica resistente a los medicamentos) y TB-MR (tuberculosis multirresistente) provocan aproximadamente 700,000 muertes cada año. 

  2. Existe la necesidad médica preocupante e insatisfecha de prevenir en las personas mayores enfermedades graves causadas por bacterias resistentes a los antibióticos. El problema que representan para los ciudadanos de mayor edad las infecciones bacterianas graves está en aumento debido a varios factores relacionados que se combinan al mismo tiempo: la aparición de la RAM, el envejecimiento de la población mundial y el incremento de la demanda de procedimientos médicos invasivos y complejos que pueden provocar infecciones (por ejemplo, operaciones de reemplazo de cadera o rodilla). 
     
  3. El principal agente patógeno que causa estas enfermedades graves es una peligrosa bacteria denominada "ExPEC". Puede que ExPEC no sea un nombre familiar, pero vale la pena entenderlo. Es una forma de E. coli causante de enfermedades. ExPEC significa E. coli patógena extraintestinal, lo cual significa que la bacteria tiene efectos dañinos en todo el cuerpo, no solo en los intestinos. La ExPEC es la causa de la gran mayoría de las infecciones del tracto urinario (ITU) y es una de las principales causas de la bacteriemia y la sepsis en adultos (cuando el torrente sanguíneo se contamina con bacterias). Las infecciones por ExPEC no solo son comunes, lo que deriva en una alta morbilidad y mortalidad, sino que además son extremadamente costosas. Cada año, en los EE. UU. solo las ITU y la sepsis cuestan $2 mil millones y $20 mil millones, respectivamente.
     
  4. Las nuevas innovaciones, incluido el desarrollo de nuevas vacunas, pueden tener el potencial de hacer retroceder a amenazas bacterianas a la salud como la ExPEC. Existe una creciente resistencia a los antibióticos entre las cepas de ExPEC. Tener vacunas contra la ExPEC podría proteger a las personas mayores de desarrollar enfermedades a menudo debilitantes, lo cual les permitiría vivir más años con buena salud. Los esfuerzos para desarrollar una vacuna eficaz contra la ExPEC están en marcha, y Janssen está a la vanguardia de estos esfuerzos. Estoy orgulloso de liderar esta campaña, en colaboración con nuestros socios.
     
  5. También necesitamos un enfoque holístico. La investigación y la innovación serán fundamentales para avanzar en la lucha contra la RAM. Sin embargo, también debemos garantizar el uso adecuado y responsable de los antibióticos existentes, ya que necesitamos todas las herramientas a nuestra disposición, incluidos los tratamientos que son efectivos cuando las infecciones bacterianas no se pueden prevenir. Si actuamos ahora –a través de la preservación de nuestras opciones de tratamiento y de la creación de nuevas herramientas de prevención como las vacunas– podremos controlar la amenaza bacteriana para la salud.
     

Es por eso que Janssen es un firme defensor de la Organización Mundial de la Salud y de su campaña para concienciar sobre el uso de los antibióticos. Sin una acción urgente y significativa, los individuos, las familias y las comunidades de todo el mundo se enfrentarán a una tremenda amenaza en los próximos años, a causa de infecciones que no se pueden tratar.