Skip to main content

Search

Patógenos

Patógenos que preocupan globalmente

Patógenos que preocupan globalmente

Patógenos que preocupan globalmente

ÉBOLA

 

Tenemos un compromiso a largo plazo en el abordaje de crisis globales de salud, como el ébola, que se basa en nuestra historia de redefinición de los paradigmas de tratamiento. Estamos comprometidos con el desarrollo de vacunas transformacionales para ayudar a superar la amenaza de las enfermedades infecciosas más mortales del mundo.

En respuesta al brote de ébola en África Occidental entre 2014 y 2016, Janssen, con el apoyo de socios globales, se comprometió a acelerar el desarrollo de un régimen de vacuna preventiva contra el ébola [1]. En noviembre de 2020, más de 110.000 personas habían recibido la vacuna de Janssen aprobada por la Comisión Europea en estudios clínicos e iniciativas de vacunación, incluyendo en la República Democrática del Congo y Ruanda, durante el brote de 2018-2020 [2].

Nos esforzamos en ser socios de elección en las colaboraciones y trabajamos activamente con los gobiernos, la industria o las instituciones académicas para desarrollar vacunas que satisfagan las necesidades de diversas poblaciones en todo el mundo. Como resultado de nuestros esfuerzos de colaboración, pudimos ayudar a quienes más lo necesitaban con el objetivo final de prevenir los brotes antes de que comenzaran.

TUBERCULOSIS

 

A pesar de ser prevenible y curable, la tuberculosis (TB) es la principal causa de muerte por un solo agente infeccioso, y una de las diez principales causas de muerte en todo el mundo [3].

En 2020, aproximadamente 1,5 millones de personas murieron de tuberculosis [3], más que por el VIH/SIDA y la malaria juntos [4][5].En Europa, la incidencia de TB se encuentra entre las más bajas del mundo (se estima que hubo 26.000 muertes en 2016 por TB en Europa), pero los casos nuevos y retratados de tuberculosis multirresistente (MDR-TB) están entre los más altos del mundo [6] .

Durante casi 20 años, Janssen ha estado apoyando los esfuerzos globales para poner fin a la tuberculosis y combatir la resistencia a los antimicrobianos, tanto en nuestros laboratorios como sobre el terreno en los países afectados por esta enfermedad y su versión multirresistente [7].

Volver a Enfermedades infecciosas y vacunas

EM-85892 - Abril 2022